Reproducir vídeo

5 museos (y 10 espacios culturales más) para conocer de visita en la ciudad de Buenos Aires

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Buenos Aires es considerada la ciudad cosmopolita por excelencia de Argentina. Además de ser ciudad capital, es reconocida como el principal núcleo urbano del país. Con una gran y marcada presencia histórica y cultural de los inmigrantes europeos que llegaron al país a partir del siglo XVI, se ha consolidado como una ciudad tan moderna como conservadora de raíces de un característico estilo cultural, arquitectónico y gastronómico.

Buenos Aires es una ciudad de la que mucho hay escrito, de encantos y desencantos, con más o con menos, a favor o en contra. Y si no basta con leer las apreciaciones de una residente británica que ha creado un insólito hilo de Twitter, que transmite cómo ciertas costumbres y prácticas que los porteños tienen tan naturalizadas sobre la vida en Buenos Aires, son realmente una verdadera sorpresa para los visitantes extranjeros.

Según la periodista Nell McShane Wulfhart, miembro de The New York Times, Buenos Aires es única en su tipo: No estoy segura de que haya otra ciudad donde la proporción de cosas divertidas para hacer, con fabulosos lugares para comer y beber esté tan perfectamente equilibrada. Y, realmente, ¿qué más hay?”. Fue así que una admirable presencia en la ciudad la llevó a reflejar semejante en el desarrollo de un listado de cosas para hacer durante 36 horas en Buenos Aires.

Si piensas visitar Buenos Aires o bien será tu destino de arribo para hacer conexión con algún otro atractivo de Argentina, debes conocer que encontrarás infinidad de actividades y planes para conocer y disfrutar una ciudad impronta del país. A continuación te presentamos algunos de los motivos diurnos por los que te recomendamos disponer de algunas noches durmiendo en esta ciudad:

1. Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires

Conocido popularmente como el ‘MALBA‘, este museo comprende un espacio dentro de todo reciente (fundado en septiembre de 2001), dedicado a coleccionar, preservar, estudiar y fomentar el arte latinoamericano que incluye desde principios del siglo XX hasta la actualidad.

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires – Fundación Costantini consiste una institución privada sin fines de lucro que conserva y exhibe un patrimonio de aproximadamente 400 obras de los principales artistas modernos y contemporáneos de la región. A su vez, presenta una fusión con un calendario de exposiciones temporales, la exhibición estable de su colección institucional, y funciona simultáneamente como un espacio plural de producción de actividades culturales y educativas. Ofrece ciclos de cine, literatura y diseño y lleva adelante una tarea de educativa a través de programas destinados a diferentes tipos de públicos. En mayo de 2007, el MALBA fue declarado Sitio de Interés Cultural por parte de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los días y horarios para visitar el MALBA son: de jueves a lunes de 12:00 a 20:00; miércoles de 12:00 a 21:00; martes cerrado; feriados de 12:00 a 20:00. El valor actual de la entrada general al museo es de $280. En el caso de estudiantes, docentes y jubilados acreditados es de $140; menores de 5 años y personas con discapacidad entran sin cargo.

2. Museo Nacional de Bellas Artes

El Museo Nacional de Bellas Artes ha sido inaugurado en el año 1896, y con el paso del tiempo ha ido asimilando la mayor colección de arte argentino y es considerado como una de las colecciones más importantes de arte universal que se pueden encontrar en América Latina.

Desde el año 1933 se encuentra ubicado en el barrio de Recoleta, más precisamente dentro de un edificio en el que originalmente permanecían las estaciones de bombeo y depósitos de agua potable para la ciudad de Buenos Aires. El mismo ha sido reformado por el arquitecto Alejandro Bustillo para recibir la colección permanente.

Respecto al patrimonio de arte internacional que se destacan en el museo, se incluyen obras de El Greco, Goya, Rodin, Rembrandt, Rubens, Renoir, Degas, Cézanne, Chagall y Picasso. Además, existen obras presentes de los pintores argentinos más importantes, tales como Cándido López, Lino Enea Spilimbergo, Prilidiano Pueyrredón, Fernando Fader, Benito Quinquela Martín, Xul Solar, Antonio Berni, Carlos Alonso y Antonio Seguí.

A su vez, es posible apreciar una sala de fotografía, una de arte andino precolombino, dos terrazas de esculturas y hasta una biblioteca con alrededor de 150.000 ejemplares.

Los días y horarios para visitar el Museo Nacional de Bellas Artes son: martes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 20:00; sábados y domingos de 10:00 a 20:00; lunes cerrado. En cuanto al ingreso, los residentes en Argentina tienen entrada gratuita; y los visitantes no residentes deberán abonar una entrada de $200 para los días miércoles a domingo (a partir de las 18:45 la entrada pasa a ser gratuita); y los días martes tienen entrada sin cargo.

3. Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

Con la presencia de más de 7.000 obras de arte argentino e internacional, este museo fue creado en el año 1956 ante la iniciativa de Rafael Squirru, pero ha sido reinaugurado en diciembre del año 2010 con motivo de refaccionarlo y ponerlo nuevamente en valor.

En él se preservan obras de artistas argentinos de las décadas de los años cuarenta, cincuenta y sesenta; además, posee una importante colección de los más reconocidos artistas internacionales, como el francés Henri Matisse y los españoles Salvador Dalí, Pablo Picasso y Joan Miró, entre otros. También ofrece exposiciones itinerantes y cuenta con una biblioteca con documentación de artistas locales y extranjeros. 

Los días y horarios para visitar el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires que se encuentra situado en el barrio de San Telmo son: lunes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 19:00; sábados y domingos de 11:00 a 20:00; y feriados de 11:00 a 20:00 (con excepción de los días feriados Viernes Santo, Día del Trabajador, Navidad y Año Nuevo). En cuanto a precios, el valor de la entrada general es de $50 (los miércoles el ingreso es sin cargo).

4. Museo Casa Carlos Gardel

Como su nombre lo indica, este sitio ubicado en Balvanera ha sido lugar de residencia de Carlos Gardel, una de las figuras más importantes y representativas del tango y también uno de los referentes la cultura popular argentina en sí.

Si bien aún se debate sobre su lugar de nacimiento (hay quienes determinan que fue en Francia, hay otros que aseguran fue en Uruguay), podríamos considerarlo como un museo donde respirar ‘argentinidad’, ya que la figura de Gardel ha sido objeto de idolatría popular en Argentina:

“La casa en la que vivió el cantor Carlos Gardel en sus últimos años en Buenos Aires es hoy un museo que hay que visitar para conocer más sobre uno de los mayores artistas argentinos reconocido en todo el mundo. El museo es un lugar único para acercarse a la vida de Gardel, ya que cuenta con una colección de objetos personales del artista y ejemplos de su obra

.Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Los días y horarios para visitarlo son: lunes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 18:00; sábados, domingos y feriados de 10:00 a 19:00; martes cerrado. El valor de la entrada general es de $50, y el ingreso al Museo Casa Carlos Gardel durante los días miércoles es gratis.

5. Museo de Bellas Artes de la Boca Quinquela Martin

Este museo presenta la más amplia colección de óleos del pintor argentino Benito Quinquela Martín. El Museo de Bellas Artes de La Boca de Artistas Argentinos “Benito Quinquela Martín” ubicado en el corazón de La Boca es una de las Instituciones que el artista boquense donó al barrio con la intención de crear un polo de desarrollo cultural, educativo y sanitario. Comprometido con los procesos educativos, el Museo, promueve una concepción del arte como factor decisivo en los procesos cotidianos de construcción de identidad.

Allí también se exhiben obras de las corrientes figurativas del arte argentino desde fines del siglo XIX y de otros artistas boquenses. A su vez exhibe una colección de mascarones de proa, realizados por artesanos anónimos con técnicas trasmitidas oralmente. En su terraza se destacan esculturas figurativas de artistas argentinos, desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

Los días y horarios para visitar este museo son: martes a viernes de 10:00 a 18:00; sábados, domingos y feriados de 11:15 a 18:00; lunes cerrado. En cuanto al valor de la entrada, se trata de un bono contribución de $100.

Como habrás notado, las propuestas culturales disponibles en la ciudad de Buenos Aires son variadísimas y para todos los gustos. A continuación, compartimos una selección (las opciones son muchas más de las que creerías) de alternativas para conocer culturalmente a la ciudad:

1. Caminito

Una visita imperdible durante tu estadía en Buenos Aires es la famosa calle peatonal Caminito, en el barrio de La Boca. Se trata de una fotogénica calle de fachadas de colores que atraen a miles de turistas. Allí encontrarás tiendas, restaurantes y hasta bailarines de tango en plena calle. Además, un plus: comer en una de las parrillas locales es una experiencia obligada.

Caminito es uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad y de los atractivos imperdibles para quienes lo visitan. Con sus conventillos típicos de chapa del barrio de La Boca, habitados por inmigrantes europeos que llegaron a Buenos Aires a principios del siglo XX, reflejan paredes pintadas de distintos colores. La zona era conocido popularmente como “Puntin” (diminutivo de “puente” en dialecto genovés ).

2. Un tango para bailar

Como mencionábamos anteriormente, Buenos Aires ha sido uno de los mejores lugares para que un género musical como el tango se consolide en su máximo esplendor. Por tal motivo, aquí existen muchos rincones donde los apasionados del tango se juntan a bailar y cantar, bien conocidos como “Milongas”, donde también puedes aprender los pasos esenciales de esta danza legendaria.

Como ser, La Viruta, es una de las clásicas milongas porteñas. Por otro lado,  muchos bailarines profesionales de importante trayectoria siguen dictando clases en muchos estudios de la ciudad, transmitiendo en cada clase la mística escondida detrás del Tango.

Si te encuentras interesado en probar este tipo de experiencias, puedes consultar en Hoy Milonga cuáles serán las tanguerías o salones especiales en los que puedes moverte al ritmo del 2×4.

3. Teatro Colón

El Teatro Colón de Buenos Aires es una de las salas de ópera más importantes del mundo. Su rico y prestigioso historial y las excepcionales condiciones acústicas y arquitectónicas de su edificio lo colocan al nivel de teatros como la Scala de Milán, la Ópera de París, la Ópera de Viena, el Covent Garden de Londres y el Metropolitan de Nueva York

Desde su primera función del 25 de mayo de 1908, en la que se presentó la ópera Aída, de Giuseppe Verdi, actuaron los directores, cantantes y bailarines más importantes de la historia, tales como Igor Stravinsky, Herbert von Karajan, Daniel Barenboim, Maria Callas, Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, Rudolf Nureyev, Julio Bocca y Maximiliano Guerra.

Su construcción, que duró casi 20 años e involucró a 1500 personas, es obra de los arquitectos Francesco Tamburini, Victor Meano y Jules Dormal. Según los grandes directores de orquesta, el Colón es uno de los mejores teatros de su tipo. La sala en herradura genera una distribución perfecta del sonido y los tres pisos de palcos diseñados con materiales blandos -telas, maderas,  alfombras- logran una óptima absorción. En los pisos superiores se utilizaron materiales duros como mármol y bronce para perfeccionar la reflexión de las ondas. Su cúpula fue decorada por el pintor argentino Raúl Soldi y hacerlo le llevó 41 días.

En el año 2008, el Gobierno de la Ciudad inició una restauración en profundidad, con el objeto de devolverle todo su esplendor y, al mismo tiempo, dotarlo de los más importantes adelantos tecnológicos. Esta obra permitió que el Teatro fuera reinaugurado para el bicentenario de la Nación, en el año 2010. Actualmente, el edificio del Teatro alberga además diferentes talleres donde se realizan las producciones de sus espectáculos, así como el Instituto Superior de Arte, reconocido en todo el mundo y donde se forman los futuros cantantes líricos y bailarines, como lo hicieron Julio Bocca y Maximiliano Guerra.

Para visitar el Teatro Colón puedes consultar por las diferentes propuestas culturales en su calendario, o acceder a sus visitas guiadas de aproximadamente 50 minutos en las que incluyen Foyer, Galería de Bustos, Salón Dorado y Sala Principal. En cuanto al costo, la visita guiada tiene un valor de $1000 para la entrada general; los residentes en Argentina deben abonar $500; jubilados y universitarios residentes deberán abonar sólo $250.

4. El Ateneo Grand Splendid

Es un profundo orgullo no sólo para la ciudad de Buenos Aires sino también para Argentina, ya que según el diario británico The Guardian ha sido distinguida como la segunda librería más importante del mundo en su rubro. El Grand Spendid abrió sus puertas en 1919 y enseguida se convirtió en uno de los faros de la cultura porteña: en él tuvieron lugar conciertos de ballet, ópera y las primeras películas sonoras emitidas en Buenos Aires. El sello Nacional Odeón, más tarde EMI, tenía aquí su sede. Bajo ese sello, en 1920 empezó a grabar Carlos Gardel. La sala en la que grababa aún existe, aunque no se puede visitar. También en los altos del edificio comenzó su primera transmisión oficial LR4 Radio Splendid, en 1923.

Eregida sobre el antiguo cine teatro Grand Splendid en el barrio de Recoleta, la librería aún conserva su antiguo esplendor y elegancia, con la presencia de una cúpula decorada con frescos, barandas originales y una decoración alucinantemente intacta. Los días y horarios para visita son: delunes a jueves de 9:00 a 22:00, viernes y sábados de 9:00 a 24:00, y domingos de 12:00 a 22:00.

5. Usina del Arte

La Usina del Arte comprende un ícono arquitectónico de la Ciudad de Buenos Aires en el que las expresiones artísticas están “al alcance de todos”.

En los inicios del siglo XX, un “palacio de la luz” creado por el arquitecto italiano Giovanni Chiogna de acuerdo a la estética industrial de la época, albergó el edificio de la Ítalo Argentina de Electricidad. La recuperación, que atravesó varias gestiones, asumió el desafío de transformar un edificio con la impronta industrial de comienzos del siglo XX en un complejo artístico inteligente.

La nave principal se reservó para las salas de música. La joya de la intervención fue la sala sinfónica, un espacio con capacidad para 1.200 espectadores, dispuesto en tres niveles de plateas, dotada de resonadores, difusores, madera de guatambú, revestimientos especiales, y reflector para conseguir un óptimo nivel acústico. Asimismo, se construyó una sala de cámara con 280 butacas, y un microcine… Durante la intervención del segundo cuerpo, se aprovecharon los soportes de hormigón que sostenían las turbinas para instalar, en la planta baja, una sala de muestras, y destinar la amplia superficie de la planta alta a múltiples actividades artísticas

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Los días y horarios para visitar la Usina del Arte son: martes a jueves de 14:00 a 19:00; viernes, sábados, domingos y feriados de 10:00 a 21:00; los días lunes cerrado.

Además, una recomendación Intriper si estás pensando en visitar: hasta el próximo 24 de marzo estará vigente la muestra “Women: poder femenino en foco”, una impresionante exhibición de fotografía de National Geographic.

6. Centro Cultural Kirchner

Apodado como CCK, el Centro Cultural Kirchner es uno de los espacios culturales más recientes que se han instaurado en la ciudad de Buenos Aires. Inaugurado el 21 de mayo de 2015 y con el nombre alusivo al ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007), se encuentra emplazado dentro del edificio que anteriormente funcionó como sede del Correo Central de Buenos Aires. Allí se dan cita expresiones artísticas como artes plásticas, espectáculos musicales y exposiciones aptas para el disfrute de todo público.

Los días y horarios para acceder a exposiciones y espacios del Centro Cultural Kirchner son: miércoles a domingos de 13:00 a 20:00. Todas las actividades y espectáculos son gratuitos. Para consultar por los eventos especiales que se realizarán en el CCK y reservar entradas puedes consultar aquí.

Además, tienes que saber que los miradores del CCK son el primer punto panorámico público de Buenos Aires y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad.

7. Ciudad Cultural Konex

Ciudad Cultural Konex​ es una organización argentina que tiene como misión crear experiencias artísticas innovadoras. Situado en el mítico barrio del Abasto de la ciudad de Buenos Aires, aquí los visitantes encontrarán nueve salas para la realización de todo tipo de eventos culturales.

Ciudad Cultural Konex es una organización que tiene como misión crear experiencias artísticas innovadoras. Desarrolla múltiples espectáculos y contenidos artísticos con el objetivo de acercar a la comunidad una propuesta cultural diversa y de calidad, promoviendo la expresión, la inspiración, el disfrute y la creatividad.

Para conocer sobre los próximos eventos a realizarse en este lugar, puedes consultar su agenda online.

8. La Casa Mínima

Una joya de la historia increíblemente conservada: la Casa Mínima es la propiedad más angosta de la ciudad de Buenos Aires. Con tan solo 2,5 metros de ancho y 13 metros de profundidad, visitarla resulta todo una curiosidad atractiva.

Esta casa, que fue parte de una vivienda de la segunda década del siglo XIX, presenta una fachada sencilla, compuesta por una puerta de dos hojas con cuarterones pintados de verde y, en la planta alta, un pequeño balcón con barrotes de hierro. Estas casas eran para los esclavos libertos, a quienes sus amos les asignaban un pequeño espacio para levantar sus viviendas, contiguo a su propiedad.

Si quieres fotografiarte junto a la Casa Mínima, puedes encontrarla en la calle San Lorenzo 380, en el barrio de San Telmo.

9. “Tramway Histórico de Buenos Aires”

La historia de Buenos Aires guarda como un personaje fundamental para el crecimiento y desarrollo de la ciudad misma a los tranvías. De hecho, al igual que en muchas ciudades del mundo muchos fueron los barrios que se formaron a partir de sus servicios.

Este medio de transporte público dejó de funcionar en el año 1961, cuando el relato insistía en que ya no se podía recurrir a los tranvías “viejos” y “sucios” para transitar. Con los meses fue desapareciendo de la ciudad. Y según consta, ya para el año 1963 no quedaba ningún tranvía a la vista.

Pero, como comentábamos anteriormente, el tranvía consistía algo más que un transporte que te acercaba de un lugar a otro. La carga de significados, de historia y de valor histórico para los habitantes que supieron aprovecharlo provocó algo de pena y nostalgia. Así fue como el 16 de julio de 1976, luego de un par de encuentros divagantes -como aseguran algunos de sus miembros- surgió la fundación de Asociación Amigos del Tranvía con el objetivo de que ni la historia ni el desarrollo del tranvía en la ciudad quedara ausente.

Todos los fines de semana y feriados el Tramway recorre el barrio de Caballito llevando de manera GRATIS a todos los que quieran pasear en él. Los tranvías parten cada 25 minutos desde la única parada de la línea situada en la calle Emilio Mitre al 500 esq. José Bonifacio). Recorren un circuito de vías de 2 kilómetros, a través del último vestigio de la red de casi 900 kilómetros que alguna vez tuvo la ciudad.

De diciembre a marzo: los horarios de circulación son sábados y feriados de 17 a 20.30 horas; los domingos el recorrido es de 10 a 13 horas y de 17 a 20.30 horas. De abril a noviembre: los horarios son sábados y feriados de 16 a 19.30 horas; y domingos de 10 a 13 horas y de 16 a 19.30 horas.

10. Un café con historia

Aunque te parezca mentira, una forma de conocer la ciudad de Buenos Aires es tomando un recreo de la caminata para disfrutar un café en alguno de sus bares auténticos. Y es que en esta ciudad existen bares que guardan anécdotas y encuentros de grandes músicos. También han sabido ser el espacio de debate de importantes escritores, actores y/o políticos. Incluso existen algunos de ellos que adquirieron particular importancia por su antigüedad y conservación con el paso de los años, por la arquitectura o relevancia en su historia. En consecuencia, son considerados como “notables” y forman parte de los patrimonios que distinguen a la ciudad.

Por ejemplo, nuestra recomendación es dirigirte a Café Tortoni, según varios críticos es “El café que tenés que visitar”. Café Tortoni es el café más antiguo de Argentina. Según cuenta la historia, hace aproximadamente 160 años, el francés Jean Touan tuvo la iniciativa de montar en Buenos Aires un café al estilo de los bares en París. De hecho, dicen que Tortoni toma el nombre de un café parisino ubicado en el Boulevard des Italiens. Con el tiempo, ese originario café fundado en la calle Defensa al 200, fue con el tiempo trasladado a Avenida de Mayo 825, su actual ubicación. Otro café recomendado para visitar es La Biela, un histórico café porteño, que surge en el año 1850 y que, desde entonces, ha visto pasar miles y miles de visitantes. Según cuentan, el nombre de este café surge de un grupo de fanáticos del automovilismo que, luego de agotar la paciencia ajena y ser expulsados de sus bares de encuentro, debieron buscar un nuevo espacio para sus reuniones. La decisión no fue muy compleja. La biela de uno de los autos dijo basta en la esquina de Quintana y Junín. Allí surgió entonces “La Biela Fundida”, el nombre original que llevó durante mucho tiempo. Y luego, se resumió con “La Biela”.

¿Ya has visitado Buenos Aires? De seguro habrás sabido darte cuenta que incluir tooodos sus planes y/o actividades resultaría en un ranking interminable. Aún así… ¿sumarías en la lista algún nuevo atractivo para conocer? Contanos en @intriper! 🤩

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO